PATRICIA ZAMBRANA MORAL, HISTORIA DEL CONTRATO DE PASAJE MARÍTIMO. DERECHO MEDIEVAL E HIPÓTESIS DE LA APLICACIÓN ANALÓGICA DE LA NORMATIVA FLETAMENTARIA. UNIFICACIÓN DEL DERECHO EUROPEO, AV AKADEMIKERVERLAG GMBH & CO. KG, SAARBRÜCKEN, 2013, 193 PP.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Miriam Seghiri: "Patricia Zambrana Moral, Historia del contrato de pasaje marítimo. Derecho medieval e hipótesis de la aplicación analógica de la normativa fletamentaria. Unificación del Derecho europeo, AV Akademikerverlag GmbH & Co. KG, Saarbrücken, 2013, 193 pp." en Revista europea de derecho de la navegación marítima y aeronáutica, diciembre 2013, en http://rednma.eumed.net/contrato-pasaje-maritimo/

Resumen: A nivel europeo, las instituciones comunitarias llevan bastante tiempo desarrollando una política dirigida a lograr un Derecho privado común, sobre todo contractual, al margen de la labor desarrollada por la doctrina científica y por grupos de trabajo formados por profesores universitarios y expertos de varios países. Sin embargo, no hay «propuestas concretas sobre un Derecho europeo uniforme de contratos marítimos», siendo igualmente escasas «las investigaciones sistemáticas y de conjunto sobre las bases históricas de dicho Derecho». La unificación del Derecho marítimo se ha llevado a cabo a nivel internacional más que europeo, a través de Convenios, y sólo parcialmente en relación a los contratos. Ante esta situación, se pretende desarrollar una investigación con el fin de descubrir en las fuentes iushistóricas los fundamentos de un Derecho europeo común sobre contratos marítimos, a partir del contrato de transporte de pasajeros por mar que ha sido el más olvidado por los investigadores. Partiendo de su naturaleza jurídica independiente del fletamento, se analiza este contrato en el Derecho antiguo y en una selección significativa de textos medievales: Compilación rodia, Rôles d’Oléron, Estatutos de Marsella de 1253-1255, Siete Partidas, Costums de Tortosa, Llibre del Consolat de Mar o los Capitols del Rei en Pere de 1340. Se plantea la hipótesis de la aplicación analógica de la normativa fletamentaria al pasaje marítimo en los supuestos donde la regulación era insuficiente.

Palabras clave: Historia del Derecho marítimo, Contrato de pasaje, Derecho marítimo europeo, Derecho medieval, Fletamento.

La autora encuadra su trabajo en el seno de un Proyecto de Excelencia de la Junta de Andalucía, del que es investigadora principal, Derecho Europeo uniforme de contratos marítimos: Fundamentos históricos. Implicaciones medioambientales y económicas (P09-SEJ-4827). Comienza con un estudio introductorio en el que plantea sus objetivos, analizando el estado de la cuestión. El punto de partida es «la tendencia a la unificación jurídica en distintos ámbitos» que considera una «constante desde tiempos remotos» e incluso una «necesidad» cuando «el Derecho se vuelve más complejo». Para Zambrana Moral la unificación solo es posible contando con el Derecho histórico, que es el que aporta la base y los principios. Advierte que, a nivel europeo, las instituciones comunitarias llevan bastante tiempo desarrollando una política dirigida a lograr un Derecho privado común, sobre todo contractual, al margen de la labor desarrollada por la doctrina científica y por grupos de trabajo formados por profesores universitarios y expertos de varios países. En sentido inverso, constata «la escasez tanto de trabajos como de propuestas concretas sobre un Derecho europeo uniforme de contratos marítimos», siendo igualmente escasas «las investigaciones sistemáticas y de conjunto sobre las bases históricas de dicho Derecho», a pesar de que en muchos momentos históricos se ha hablado de un Derecho europeo común del mar. La unificación del Derecho marítimo se ha llevado a cabo a nivel internacional más que europeo, a través de Convenios, y sólo parcialmente en relación a los contratos. Apunta como posible causa a la poca predisposición de los Estados que han preferido legislar sobre los contratos marítimos en sus normas internas.

Esta situación llevó a P. Zambrana a desarrollar una investigación con el fin de descubrir en las fuentes iushistóricas los fundamentos de un Derecho europeo común sobre contratos marítimos. Aunque la investigación general es más ambiciosa y pretende abarcar el seguro marítimo, el fletamento y el pasaje, como prototipos de contratos marítimos que comparten tradición histórica y actualidad, en esta sede la autora se centra en el contrato que menos interés ha despertado en su evolución histórica que es el pasaje marítimo, demostrando su «indiscutible antigüedad», sin perjuicio de que, en ocasiones, las «lagunas normativas» le lleven a plantear la hipótesis de la aplicación analógica de las disposiciones fletamentarias. Reproduciendo sus palabras «se trataría de descubrir elementos comunes en la historia del contrato de pasaje susceptibles de elevarse a principios generales a nivel europeo, una vez obtenido un tratamiento integrado de la regulación histórica de este contrato en una selección de fuentes, básicamente medievales, dispersas en países europeos con tradición marítima».

Seguidamente, en la misma introducción, la autora se detiene en concretar la naturaleza jurídica del contrato de pasaje, además de examinar otros aspectos generales. No duda de la presencia del pasajero en las travesías marítimas históricas, así como su evidente exposición a los riesgos del mar, marcados por la inseguridad que caracterizaba los viajes marítimos medievales. No obstante, estos contratos eran menos frecuentes que los de fletamento, por lo que los conflictos y la necesidad de legislar sobre ellos sería también menor, pudiéndose recurrir, de forma analógica, a la normativa fletamentaria cuando no había ley aplicable. Esto es lo que hace P. Zambrana a la hora de analizar los distintos textos jurídicos, centrándose, básicamente, en el Derecho medieval con alguna «incursión comparativa con el Derecho codificado demostrativa de la pervivencia de principios».

En cuanto a la naturaleza jurídica, la autora afirma que, actualmente, la doctrina no duda de que el pasaje marítimo es una figura independiente del fletamento, aunque «no sucede lo mismo a nivel jurídico y terminológico, ni desde una perspectiva histórica», recogiendo ejemplos al respecto. Aunque la naturaleza no haya estado bien delimitada, precisa que, en todos los momentos históricos, ha habido disposiciones que, a pesar de situar el contrato de pasaje dentro del fletamento, le aplicaban ciertas especialidades que con el tiempo, se irían asentando hasta convertirlo en «contrato independiente, con una naturaleza propia». Asimismo, descubre otras normas que, «sin regular directamente el pasaje, contenían referencias que probablemente iban dirigidas a la persona del pasajero», con independencia de las «reglas destinadas al fletamento que podrían ser aplicables por analogía al contrato de pasaje».

Concluye este apartado introductorio efectuando una serie de precisiones terminológicas que suponen una indiscutible ayuda al lector en los capítulos que siguen, teniendo en cuenta las dificultades que implica el lenguaje jurídico sobre todo histórico y en un ámbito tan especializado como el marítimo. Considera que en el contrato de pasaje el principal escollo, a nivel terminológico, se sitúa en los elementos personales y por ello se detiene en la terminología para designar al pasajero, en el Derecho romano, en la compilación rodia, o en los textos medievales (Costums de Tortosa, Llibre del Consolat de Mar, Estatutos de Ancona de 1397, Estatutos de Marsella de 1253 a 1255…) apoyando y documentando minuciosamente, en las distintas fuentes, cada una de sus afirmaciones. Lo mismo hace en relación a la parte contractual que contrae obligaciones con el pasajero, donde Zambrana Moral afirma que se incrementan las dificultades lexicográficas, analizando los distintos textos, incluyendo el Código de Comercio español de 1885. Tras las oportunas aclaraciones, según la norma y siguiendo distintas ediciones y traducciones, la autora utiliza en su trabajo «indistintamente, los términos patrón, transportista, naviero, capitán, señor de la nave… para designar la parte contractual diferente del pasajero que se obliga con éste y formaliza con él un contrato de pasaje».

Antes de entrar en la legislación medieval como núcleo central de su trabajo, P. Zambrana dedica un capítulo independiente a efectuar una serie de consideraciones sobre el contrato de pasaje marítimo en el Derecho antiguo, tratando de despejar cualquier tipo de duda sobre su carácter histórico. Así, aunque fuera del ámbito geográfico que le ocupa, se detiene, por su antigüedad en el Mânava Dharma Sâstra o Código de Manú, del que maneja varias ediciones, descubriendo algunas disposiciones relacionadas con el transporte de pasajeros. A continuación, realiza una escueta referencia a la legislación marítima de la antigua Grecia y a la discusión sobre si la compilación medieval rodia recogía el Derecho de la isla de Rodas, para terminar con el examen de algunos aspectos relacionados con el pasaje marítimo en el Derecho romano justinianeo (diferencias entre mercator y vector, fallecimiento del esclavo, responsabilidad del exercitor, daños ocasionados por los pasajeros, echazón y sistema de contribución, nacimiento de un niño en la nave, etc.).

La última parte del libro, y la más extensa, se centra en el pasaje marítimo en el Derecho medieval a partir de una serie de textos jurídicos que la autora ha considerado significativos para extraer principios comunes y plantear la referida hipótesis de la aplicación analógica de la normativa fletamentaria. El primero de los textos es la aludida compilación rodia, de la que ha utilizado diferentes ediciones, con particular atención a la que estima referente y de obligada consulta como es la de Walter Ashburner. Le resulta sorprendente la cantidad de disposiciones específicas que se ocupan con detalle del pasaje marítimo: derechos y obligaciones de las partes, responsabilidad, prohibiciones respecto al pasajero de realizar en la nave actos «potencialmente peligrosos»; sin dejar de lado la minuciosa regulación de la echazón y las numerosas normas relativas a la contribución y a los derechos de los pasajeros en estos casos, a diferencia de otros cuerpos legales analizados, precisando, asimismo, las divergencias con el sistema de contribución establecido por el Digesto y los Basílicos.

En segundo lugar, se ocupa de los Rôles d’Oléron o Jugemens de la mer, manejando, de nuevo, varias ediciones con especial interés en la de Karl-Friedrich Krieger. Se detiene en su ubicación, origen, trascedencia, influencias, ámbito de aplicación y cuestiones de competencia. Asevera que, «a diferencia de otros cuerpos legales medievales, no existe en los Rôles d’Oléron ni en la versión castellana, Fuero de Layrón, ninguna referencia ni directa ni indirecta al pasaje marítimo», ya que, al parecer, «las decisiones judiciales que lo integran no tuvieron que resolver ningún pleito derivado del transporte de pasajeros por mar», aunque, en alguna ocasión éstos estuviesen presentes y se les hubiese podido aplicar por analogía dichas decisiones.

Mención aparte merecen los Estatutos de Marsella de 1253 a 1255 (Statuta civitatis Massiliae) que P. Zambrana examina a través de la edición de Jean Marie Pardessus. En este caso, la regulación del pasaje marítimo es detallada por su trascendencia económica para la ciudad contemplándose, ente otras cuestiones, las obligaciones concretas del transportista (entre ellas, la de suministrar a los peregrinos los alimentos necesarios para el viaje a diferencia de lo que sucedía en el Derecho romano o en otros textos medievales), el pago del flete con referencia al billete del pasaje y a sus requisitos, el papel del escribano durante el embarque de pasajeros o la figura de los observatores passagi.

En las Partidas hay un título expresamente dedicado al Derecho marítimo, aunque no se regula el contrato de pasaje. Sin embargo, sí que descubre la autora referencias a personas distintas de la tripulación y de los mercaderes que piensa podrían identificarse con los pasajeros, analizando estas disposiciones y los comentarios de Gregorio López, con especial atención a la echazón y a los casos de naufragio; así como a las obligaciones de naocheros, maestros o patrones y a sus facultades disciplinarias a bordo de la nave, con escuetas referencias a cuestiones procesales.

En el ámbito catalán se ocupa de las Costums de Tortosa, del Llibre del Consolat de Mar y de los Capitols del Rei en Pere de 1340. Zambrana estudia el pasaje marítimo en las Costums de Tortosa a través de varias ediciones y de los comentarios de Bienvenido Oliver, poniendo de manifiesto que la regulación no ponía en duda la naturaleza jurídica del contrato de pasaje marítimo diferente a la del fletamento, estableciendo como elemento diferencial la ausencia de mercancías y la presencia del pasajero. No solo se detiene en las disposiciones relativas al pasaje, sino también en algunas referentes al contrato de fletamento, como, por ejemplo, las que determinan las obligaciones del transportista de mercancías, que entienden aplicables al pasaje. Asimismo, contempla las obligaciones del resto de la tripulación respecto al pasajero, con particular interés en la figura del escribano de la nave. Del mismo modo, intenta concretar si los derechos y deberes que las Costums recogen para los cargadores en el contrato de fletamento propiamente dicho, serían también extrapolables para los pasajeros o al menos algunos de ellos. Idéntica aplicación analógica sugiere la autora en relación a las normas atinentes a los supuestos de daños o riesgos marítimos, sobre todo en los casos de echazón, ya que las Costums no regulan los derechos o la responsabilidad de los pasajeros en estas situaciones a diferencia de lo que sucede respecto a los mercaderes o cargadores.

Respecto al Llibre del Consolat de Mar, Zambrana Moralsostiene que también conocía el contrato de pasaje y su naturaleza jurídica diferenciada del fletamento, a partir de la definición del pasajero como «todo hombre que paga precio o flete por el transporte de su persona y de efectos que no sean mercaderías, concretándose la diferencia entre equipaje y mercancías en términos cuantitativos, utilizando los quintales como unidad, es decir, en relación al peso de los bienes transportados». A continuación, delimita las obligaciones del patrón, de la tripulación y del piloto y el papel del escribano de la nave en relación al equipaje de los pasajeros, así como las obligaciones del pasajero y el caso especial de su fallecimiento en el buque. Al igual que en otros textos, en el Llibre del Consolat de Mar tampoco se regula «con detalle ni la responsabilidad ni los derechos de los pasajeros en caso de echazón (git o get)», aunque la autora intuye que cuando se habla de bultos o géneros podrían «entenderse incluidos los objetos personales de los pasajeros que incluso podrían estar comprendidos en el término roba». En cualquier caso, precisa que «el Llibre del Consolat de Mar contiene una regulación más detallada y terminológicamente más precisa, evitando referencias genéricas (salvo algunas excepciones), a la hora de aludir al pasajero en comparación a otros cuerpos legales».

Finalmente, P. Zambrana se ocupa de los Capitols del Rei en Pere [Pedro III el Ceremonioso] de 1340 que, pese a no regular el pasaje marítimo, de forma directa, sí que contenían una serie de reglas que repercutían en la seguridad de los pasajeros y de su equipaje.

Podemos afirmar, que se trata de un trabajo bien estructurado y de indiscutible valor para conocer los principios históricos que han inspirado el Derecho marítimo actual. Animamos a la autora a que continúe avanzando en esta línea de investigación, a veces descuidada por los iushistoriadores, cuando precisamente es en el Derecho histórico donde se puede encontrar la base para dar solución a muchas situaciones actuales a nivel legislativo y práctico. [La presente recensión ha sido realizada (parcialmente) en el seno del proyecto I+D+i “Inteliterm: Sistema inteligente de gestión terminológica para traductores” (nº de referencia FFI2012-38881), Responsable: Gloria Corpas Pastor]. [Recibida el 13 de diciembre de 2013].

Revista europea de derecho de la navegación marítima y aeronáutica es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.
Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a mjpelaez@uma.es